10 COSAS QUE HACER TAMBIÉN EN SEMANA SANTA CON LOS PEQUES

PicsArt_1458431744071
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En pleno siglo XXI, en esta sociedad  hiperconectada, no dejamos de recibir estímulos, casi por minuto, ofreciéndonos múltiples planes, viajes y propuestas de experiencias para realizar en aquellos momentos donde la mayoría podremos disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Trabajamos largo y tendido casi sin respiro durante semanas y meses para  poder cogernos unos días sin trabajo al menos  una, dos , o tres veces al año,  y disfrutarlos con nuestros seres queridos.

Los que somos papis y tenemos aún hijos pequeños sólo pensamos en hacer algo con ellos.  Sí, en hacer algo con ellos,  y es entonces cuando invertimos muchísimo más tiempo aún en planificar qué vamos a hacer. Es en este  momento donde me he tomado un respiro y he reflexionado sobre cómo organizamos nuestro día a día, siempre robando minutos al tiempo y cómo todo tiene que estar organizado y planificado para que encaje, ya que de no ser así será difícil poder llevarlo a cabo.

Y esta forma de vida totalmente milimetrada donde casi organizamos con meses de antelación puentes y vacaciones, nos lleva a estar en alerta y con la agenda en la mano constantemente.  Así está montada la sociedad donde nos ha tocado vivir.

Por suerte, por mi trabajo nunca he podido planificar con tiempo prácticamente nada en mi vida  y creo que además es algo vital en mí decidir qué  hacer en cada momento, vivir el presente y buscar los planes que más nos seduzcan al acercarse los fines de semana  o los días de descanso . Qué sabemos hoy lo que nos va a apetecer a hacer en la singular family unos meses después. Por suerte somos conformistas  y bastante entusiastas por lo que siempre hay muchas posibilidades para satisfacer nuestras apetencias.

En cualquier caso, a lo que iba es que da igual dónde te encuentres y los planes que hayas decidido hacer, estas 10 cosas podrás ponerlas en práctica estés donde estés, intenta jugar con el tiempo e incluirlas en tu agenda.

PicsArt_1458432167389

PicsArt_1458432019432

1.- HABLAR. Hablar, hablar y hablar . Hablar con los peques, hablar en familia, sin mirar el reloj, sin pensar qué vamos hacer, ya estamos haciendo algo, estamos hablando. Y sobre todo escuchar. Es un buen momento para que nos contemos lo que hacemos en el día a día,  lo que nos inquieta y resolvamos dudas a preguntas que nos puedan surgir. Hablar por hablar, sin ningún objetivo, simplemente por estar juntos.

2.- JUGAR. Jugar, jugar y jugar. Y quien dice jugar dice saltar, cantar, bailar, en definitiva sacar el niño que todos tenemos dentro  y jugar juntos a todo lo que nos apetezca.

3.- DISFRUTAR . Disfrutar de cada momento y cada detalle.

4.- BESAR Y ABRAZAR. Cuántos más besos y abrazos mejor, como lo hacemos a diario pero sin la presión del horario.

5.- REIR. Reír, reír, reír. No perder el sentido del humor, reírnos con todos y de todo, lo primero de nosotros mismos.

6.- ESTAR JUNTOS sin presiones horarias, así, sin más, simplemente estar juntos  y elegir nuestros libros y películas preferidas  para LEER y VER pelis sin parar y achuchándonos en un sofá , si es lo que nos pide el cuerpo.

7.- REMOLONEAR en la CAMA desde muy temprano entre abrazos, chistes, besos, historias, juegos y pensando en planes cercanos. Sera un buen momento para consensuar con ellos qué podremos y nos apetece hacer durante al día. Este punto es sagrado para nosotros.

8.-BUSCAR AVENTURAS. Derrochar imaginación, crear un mundo fantástico y misterioso donde resolver uno o mil misterios, si hace sol al aire libre y jugando sin parar y si llueve, dejemos las tonterías a un lado y saltemos en los charcos, quizás haya un tesoro escondido en alguno de ellos.

9.OBSERVAR. Pasar tiempo juntos es un buen momento no sólo para observa todo lo que nos rodea y descubrir cosas en las que no reparamos en el día a día,  sino también para observar a nuestros peques y ver qué les gusta hacer , cómo desarrollan cada jornada y cómo se enfrentan a los estímulos o conflictos.

10.- APRENDER COSAS NUEVAS. Ya sea aprender un alimento nuevo, cómo funciona un aparato electrónico, cómo se hace el queso, montar en bicicleta o comer con palillos.

PicsArt_1458431545470

Simplemente dedicarnos el tiempo sin pensar en nada más que compartirlo, seguro que así generaremos experiencias y recuerdos de esos que jamás olvidaremos.

¡Feliz semana!

¡Abrazos singulares!